10 agosto, 2015 | 12:13 hrs.
Compartir en:
Share

“La UDI ha sido y tiene que seguir siendo el referente central de la oposición”

En la antesala del consejo directivo ampliado de la UDI, el parlamentario llama al gremialismo a asumir un rol “más fuerte y directo”.

Diario La Tercera, 07 Agosto 2015.

Hoy, a las 14.00, en la sede del Congreso en Santiago, la UDI dará inicio a su consejo directivo ampliado. En la instancia, la directiva que encabeza el senador Hernán Larraín abordará el rol que ha jugado el gremialismo en la oposición y escuchará los planteamientos de los consejeros, en un debate que, se espera, dure alrededor de cinco horas. La cita trazará los principales lineamientos para el trabajo de la colectividad durante los próximos meses.

En la antesala de este encuentro, el diputado y ex presidente del partido Ernesto Silva hace un llamado a la UDI a asumir “con mucha más fuerza” el rol opositor.

A cinco meses de dejar la presidencia de la UDI, ¿cómo evalúa la conducción del partido?

Hernán Larraín ha hecho una buena conducción junto a su directiva. Ha dado serenidad y experiencia en este proceso que ha enfrentado el partido. El desafío que tenemos a partir de ahora es que debemos asumir que el viento cambió, y que la UDI tiene la responsabilidad de construir una alternativa de futuro para Chile en forma urgente. La UDI ha sido y tiene que seguir siendo el referente central de oposición, y debe liderar este trabajo. Por eso creo que a partir de ahora la UDI tiene el deber de ejercer con mucha más fuerza su rol opositor ante un gobierno que fracasó.

¿En qué acciones se traduce eso?

Debemos plantearnos de un modo más fuerte y directo frente a un gobierno que es rechazado por siete de cada diez chilenos. Necesitamos explicar con fuerza por qué los cambios que está instalando la Nueva Mayoría son malos para Chile. En eso tenemos que enfocarnos aún con más fuerza, para lograr que la ciudadanía se sienta representada por nosotros como oposición, para que a partir de ahí construyamos la alternativa para ser gobierno. Cuando el país está estancado, cuando la delincuencia aumenta y cuando en educación se están haciendo cambios que hacen retroceder al país, la UDI tiene que decirlo de manera firme. Y ese es un rol que creo que el consejo directivo ampliado tiene que levantar con mucha más fuerza: nuestro rol opositor y de alternativa de futuro.

Entonces, ¿no está conforme con el rol opositor de la UDI hasta ahora?

Creo que especialmente la bancada de diputados de la UDI ha cumplido un rol opositor. Pero creo que ese rol debemos cumplirlo con mucha más fuerza y nitidez. Pongo el siguiente ejemplo: que el hecho de que el Partido Comunista aparezca asociado a las FARC -que no son un grupo revolucionario, sino que una organización terrorista financiada por el narcotráfico y por la extorsión que han asesinado a cientos de personas- no haya sido un escándalo, es algo que nosotros tenemos que revisar para plantearlo con más fuerza. Y que los socios de estos asesinos sea un partido de la coalición de gobierno como el PC, es un escándalo sin precedentes. Y creo que eso la oposición lo tiene que decir con mucha más fuerza.

¿Siente que ha faltado apoyo de la mesa directiva para ejercer de manera más firme ese rol?

Los diputados de la UDI nunca se han inhibido de sus acciones, ni esperan que alguien les diga cómo ejercer lo que tienen que hacer. Lo que sí creo es que se necesita de un impulso nuevo de toda la UDI en su conjunto. En estos meses se han enfrentado situaciones judiciales, la conformación de un nuevo referente de oposición, que la directiva lo ha conducido de buena manera. Pero creo que es momento de que toda la UDI deba tomar con más fuerza ese rol opositor.

Hace algunas semanas hubo diferencias entre la directiva y los diputados, justamente por las acciones fiscalizadoras contra el gobierno que impulsaba la bancada.

Si alguien pretende que en un partido político todos piensen idéntico, está equivocado. Pero sí estoy seguro de que en la UDI no hay dos opiniones respecto de que este es el peor gobierno que nos ha tocado enfrentar. En un país tan presidencialista, el vacío de poder que ha generado Michelle Bachelet con su falta de liderazgo es una situación muy preocupante. Por ejemplo, no puede ser que tengan que salir ministros a enfrentar a la izquierda sin apoyo presidencial.

La semana pasada también hubo diferencias dentro del partido, por las declaraciones de Larraín sobre una posible degradación de Manuel Contreras. También generaron controversia los dichos del secretario general de la UDI.

Si algunos creen que vamos a pisar el palito que le gusta a la izquierda, quiero dejar en claro que están totalmente equivocados. La UDI siempre va a condenar todas las violaciones a los derechos humanos, vengan de quien vengan. Pero no nos vamos a prestar para el abuso ideológico y la instrumentación política que quiere hacer la izquierda ante el fracaso que están viviendo como gobierno. La UDI tiene una posición nítida, clara, un compromiso con los derechos humanos y con el respeto a la vida, siempre, a diferencia de la izquierda, como lo vimos en el proyecto de ley del aborto. Si la izquierda quiere hacer de este un tema para dividir al país, se equivocaron. El aprovechamiento político de un gobierno que fracasó, y que trata de usar los derechos humanos como una causa de división, me parece repudiable.