3 diciembre, 2014 | 19:36 hrs.
Compartir en:
Share

La UDI ahora se rebela contra los grandes empresarios

A casi una semana de que la UDI lanzara el video “Yo me rebelo”, donde enfatizan una dura crítica al Gobierno y afirman que se “rebelan” contra las principales reformas de Bachelet, el presidente del partido, Ernesto Silva, en conversación con “El Líbero”, realiza una nueva crítica, esta vez, hacia el sector empresarial.

Captura de pantalla 2014-12-03 a las 20.30.12Durante la Enade 2014, realizada el pasado jueves 27 de noviembre, el presidente de la UDI, Ernesto Silva, criticó el rol de los grandes empresarios luego de escuchar el discurso del presidente de la CPC, Andrés Santa Cruz. “Me hubiera gustado ver a los empresarios hablar con fuerza cuando conocieron el programa de Michelle Bachelet y cuando muchos agentes del mundo empresarial apoyaron ese programa”, afirmó Silva en “El Líbero”.

Al día siguiente de Enade, la UDI lanzó un video denominado “Yo me rebelo”, en que enfatizan una dura crítica al Gobierno y afirman que se “rebelan” contra las principales reformas impulsadas por la Presidenta Michelle Bachelet.

Ante este escenario, Silva, en conversación con “El Líbero”, explica el sentido del video, profundiza sus críticas a los grandes empresarios y afirma que la UDI también se “rebela” contra parte de ese sector. “Yo ese día me rebelé porque escuchaba un discurso empresarial súper fuerte, yo me rebelo al no haberlas escuchado (las críticas) en septiembre, octubre, cuando el programa era el mismo que estamos viendo hoy día”, explica. Además, hace un llamado a la “renovación” del sector empresarial, adelanta que la UDI votará en contra de las reformas del gobierno y se refiere a la hoja de ruta de la Alianza. “La elección municipal de octubre de 2016 es el fin de la era de la Nueva Mayoría de Bachelet, esa es la meta”, dice.

– Usted criticó a los empresarios en Enade 2014. Afirmó que se habían dado cuenta “tarde” de los “errores” del Gobierno. ¿La UDI se rebela contra los grandes empresarios?

– Yo me rebelé ese día. El rebelarse es una cuestión que tiene vuelta loca a la izquierda. Los tiene desesperados que la centro derecha, la UDI en particular,  desde el lenguaje exprese un sentimiento que al final es de todos. Yo ese día me rebelé, porque escuchaba un discurso empresarial súper fuerte, de grandes palabras, yo me rebelo al no haberlas escuchado en septiembre, octubre, cuando el programa era el mismo que estamos viendo hoy día, cuando nosotros planteábamos que se venía una marea de izquierda muy fuerte y en ese momento los empresarios no hablaron y esa es la verdad, y yo me rebelo contra eso.

– ¿Cuál es el rol entonces que los empresarios debiesen tener? 

– Los empresarios lo primero que  tienen que hacer es trabajar y crear trabajo. Yo he pensado mucho en la renovación de la política y creo que los partidos de derecha estamos asumiendo esa tarea con decisión y con fuerza.  Creo que el mundo empresarial tiene un desafío de la renovación empresarial, de potenciar ideas, liderazgos, estilos, que también puedan promover y ayudar a generar un ambiente nuevo, eso también es un desafío. Y me hubiera gustado escucharlo como desafío en la Enade. Creo que todos los sectores, el sector empresarial, el sector de las organizaciones sin fines de lucro los partidos políticos, tenemos que atrevernos a renovar, a cambiar, a incorporar aire fresco, que permita miradas diferentes, que nos permita estar con las antenas abiertas a recoger ideas, a tratar de canalizarlas y eso permite también generar un ambiente amable al cambio, propenso al cambio, que esté dispuesto a innovar esa tarea que yo creo que está pendiente en una parte de la sociedad chilena.

– ¿Cómo votará la UDI las reformas?

– Las reformas hay que conocerlas para poder opinar. Acá hay que ser serios. Aquí la UDI tenía que tomar una decisión y la hemos tomado: si vamos a ser cómplices de malas reformas que generan daño o lo que vamos a hacer es defender a las personas que se ven afectadas por estas reformas, y vamos a decir no. En el caso de la reforma tributaria tuvimos la buena fe, a pesar de que era una mala reforma, de trabajar con el Gobierno para que el daño sea menor.  Y si no la cambian, vamos a estar en contra.

– ¿Cuál debe ser el rol de la oposición?

– ¿Sabes lo que pasa en los países en que la oposición no es nítida y no es muy fuerte? Esos países terminan como Venezuela.  En los países donde no hay oposición de verdad terminan en formato Chávez, formato Maduro o en formato Argentina en algún momento.  Lo que tiene que pasar es que haya una oposición firme.

– ¿Y hoy existe una oposición firme? 

– Cuando el Gobierno dedica un par de horas al día sólo a criticar a la UDI yo estoy convencido que ahora hay oposición.

– ¿Cómo se logra una “oposición fuerte”?

– La elección municipal de octubre de 2016 es el fin de la era de la Nueva Mayoría de Michelle Bachelet. Esa es la meta. Y para eso nosotros necesitamos candidatos y candidatas muy comprometidos trabajando ya, ojalá desde marzo en todo Chile. Ya abriendo la puerta a liderazgos políticos y también sociales

Fuente: El Líbero – Versión Online – 3 de diciembre de 2014