25 enero, 2016 | 10:02 hrs.
Compartir en:
Share

“Hoy, más que nunca, la oposición debe enfrentar a la Nueva Mayoría y sacarla del Gobierno”

El parlamentario critica el silencio del Ejecutivo ante la admisibilidad de la anulación de la Ley de Pesca por parte de la Cámara y llama a la centroderecha “a levantar la voz”.

El diputado UDI Ernesto Silva hace un categórico balance de la semana en cuanto a la admisibilidad decretada por el presidente de la Cámara de Diputados, Marco Antonio Núñez (PPD), respecto del proyecto presentado por el Partido Comunista para anular la Ley de Pesca. La cataloga como la mayor de las derrotas para la certeza jurídica del país y cuestiona a La Moneda por su silencio y por la falta de gestión para “cuidar el Estado de Derecho”.

El Gobierno había manifestado a parlamentarios que el proyecto del PC era inconstitucional, e incluso la Cámara tenía un informe que avalaba lo mismo. ¿Qué le parece que, pese a las alertas, se declarara admisible?
Hay una parte de la izquierda que está dispuesta a salirse de la ley para obtener el poder total. Lo que ha hecho el presidente de la Cámara, por temor y falta de coraje, es vulnerar la Constitución con un silencio cómplice del Gobierno. Ese silencio durante semanas permitió que se hiciera uno de los atentados más fuertes contra la justicia chilena en los últimos años. Establecer que el Congreso puede anular leyes es tan grave como decir que los jueces pueden crear leyes o como que la Presidenta puede dictar sentencias. Ante eso, la oposición tiene que levantar la voz con fuerza. Hoy, más que nunca, la oposición debe enfrentar a la Nueva Mayoría y sacarla del Gobierno.

¿Quién es el responsable de advertir que iniciativas sean o no constitucionales?
Cuando una autoridad se ampara en un resquicio de lo que permite un artículo o un reglamento para no ejercer su rol, es que se está torciendo la Constitución. Acá lo que no puede pasar es que se imponga el derecho por la fuerza de algunos. El país se está debilitando, y ante el silencio de muchos debe haber una oposición dura y nítida ante una Nueva Mayoría totalizante, izquierdizada.

Si el ministro de Hacienda y el de Interior querían que hubiese certeza jurídica en Chile para las inversiones, han tenido la mayor de todas las derrotas. Yo no vi a un gobierno con fuerza para cuidar el Estado de Derecho, y cuando este no se cuida, un país se transforma en un chavismo que no queremos para Chile.
Estamos en tal situación, que el país no resiste un mes más con este gabinete, donde hay un poder formal en el ministro del Interior y uno real en la Subsecretaría del Interior.

¿Es necesario cambiar dicha ley por los casos de financiamiento irregular?
Las nulidades las declaran los tribunales. Si alguien tiene una propuesta para mejorar o cambiar una institucionalidad, debe presentar una propuesta de perfeccionamiento o de nueva institucionalidad. Pero derogar una ley es dejar sin marco jurídico a una actividad y que opere la ley del más fuerte.

El PC insiste en que parlamentarios como Jaime Orpis fueron financiados por Corpesca, y que el voto sería condicionado.
Para sostener ese argumento tendrían que meterse en la conciencia, en los valores y principios de cada persona y poder determinar si estuvo bien o no, y si habría votado distinto en cada caso de no haber mediado algún financiamiento. Eso es un error de fondo. Si alguien tiene discrepancias sobre una institucionalidad, lo que se tiene que hacer es presentar una propuesta para cambiarla y ganar con mayoría legislativa.

¿Por qué en estos debates la oposición no logra marcar su postura? ¿Tampoco hay liderazgo en la oposición?
Chile Vamos ha hecho un aporte notable de unidad, pero ahora tiene que ser un aporte de oposición fuerte y de derrota a la Nueva Mayoría. El país necesita liderazgos que digan la verdad, aunque sea impopular. No por un par de insultos en las redes sociales los líderes políticos tienen que dejar de levantar la voz. Hay que entender que nunca antes habíamos tenido un gobierno tan incompetente e inepto como este. Recuperar la senda de progreso va a tomar más de un período de gobierno, y por eso hay que asumir que este es un trabajo de largo plazo y que se necesitan ideas y rostros nuevos.

¿Qué garantiza que ahora sí se pueda ver a una oposición ejerciendo su rol? De hecho, se dice que la verdadera oposición es la Democracia Cristiana.
La DC es un partido hipócrita, que habla como moderado, pero vota como partido de izquierda. Encaro a la DC por la irresponsabilidad que sus parlamentarios han tenido en la anulación de la Ley de Pesca. Hubo un pacto político entre comunistas y democratacristianos. Es increíble cómo en partidos donde hay personas con liderazgos responsables se han subyugado a la lógica del PC. No me cabe otra explicación sino que la Presidenta opta día a día por lo que digan los comunistas.

“RESULTADO CLAVE”

¿Qué opina de que Joaquín Lavín haya dejado la Universidad del Desarrollo para dedicarse exclusivamente a la estrategia municipal de la UDI?
Que haya más personas dispuestas a dedicarle tiempo a sacar adelante la próxima municipal es una señal potente de que esta es la elección que va a marcar un resultado clave para la presidencial. Tenemos que movilizar a muchos candidatos para decirles a los chilenos que este es el punto de partida para sacar a la Nueva Mayoría del Gobierno, y podemos demostrar que tenemos mejores respuestas a los problemas de los chilenos.

¿Ese es el relato?
Para ofrecer una alternativa de futuro, lo primero que hay que mostrar es que lo que tienes hoy es muy malo, y eso hay que decirlo con nitidez. Si queremos volver al gobierno, tenemos que recuperar un terreno rápido en la batalla de las ideas, y tenemos que avanzar urgentemente en las propuestas de un programa de gobierno.

ELECCIONES INTERNAS DE LA UDI “SE NECESITAN CARAS NUEVAS EN LA CONDUCCIÓN DEL PARTIDO”

Hernán Larraín ha manifestado que quiere dejar la presidencia de la UDI en mayo, tras las elecciones internas. ¿Debe continuar hasta las municipales de octubre próximo?
Hernán Larraín asumió la presidencia de la UDI en un momento muy difícil, y yo valoro enormemente lo que él ha hecho, la fuerza que ha tenido para enfrentar este período y la generosidad con la que ha actuado. En mi visión, la UDI necesita un nuevo ciclo, porque Chile lo enfrenta y mientras antes abordemos esa nueva etapa con una nueva propuesta y con caras nuevas, mejor. Aunque todavía tenemos que discutirlo, pero para las elecciones de mayo, lo que me suena natural es que avancemos muy rápido en iniciar una nueva etapa de futuro para la UDI.

Jaime Bellolio y Joaquín Lavín podrían tener ese interés de presidir el partido.

Chile requiere caras nuevas. Soy de que aportemos con el apoyo de todos y que cumplan roles en la discusión política. Se necesitan caras nuevas en la conducción del partido y me gustaría que la UDI fuese de los primeros partidos en hacerlo para liderar las etapas que vienen hacia adelante.

¿Cómo se compatibiliza entre caras nuevas y experiencia política?
En un partido político todos tienen rol y creo que hoy lo que se necesita en la conducción del partido -dado que viene un nuevo ciclo- es incorporar nuevas caras que planteen ante la ciudadanía un nuevo vínculo, un nuevo espacio de relación de confianza, que venga acompañada de un amplio apoyo y de propuestas de futuro.

Por: El Mercurio (24 enero 2016)